Ante los efectos negativos innegables del cambio climático, varias son las voces que se han levantado para exigir políticas públicas de todos los gobernantes del mundo que conlleven a una mejora en el medio ambiente. Una de esas voces que acaparó, hace relativamente poco tiempo, los reflectores fue la joven Greta Thunberg, una activista social que a sus escasos 16 años logró atraer la atención de todo el mundo con su consigna “Huelga Escolar por el Clima”, asegurando que si a los adultos no les interesaba el futuro del planeta, a los niños sí.

Nacida en Suecia y residida en Estocolmo, Thunberg acudió a Washington a una reunión en el Congreso Estadounidense despertando, quizá sin pensarlo, una conciencia masiva sobre los efectos del cambio climático y el poco interés sobre el tema, pero sobre todo desveló la más dura de las verdades: Los niños de hoy difícilmente podrán convertirse en los adultos del mañana porque simplemente no habrá tiempo.

Thungerb pasó de ser viral a global, pues en el 2018 se presentó ante  la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, posterior a ello se realizaron huelgas estudiantiles cada semana en algún lugar del mundo. En 2019, hubo al menos dos protestas coordinadas en varias ciudades que involucraron a más de un millón de alumnos cada una.

El 23 de septiembre de 2019, Thunberg ofreció un discurso en la sede de Naciones Unidas en Nueva York donde había sido invitada para participar en la Cumbre sobre la Acción Climática ONU de 2019. En su discurso, Thunberg ofreció cifras sobre los efectos del calentamiento global y añadió comentarios como “Estos datos son demasiado incómodos y ustedes no son los suficientemente maduros para decirlo tal y como es” o “Nos están fallando, pero los jóvenes están empezando a entender su traición. Si eligen fallarnos, yo les digo: Nunca les perdonaremos. El cambio viene les guste o no”.

Posterior a su presentación en Nueva York, Greta Thunberg logró acaparar la atención de legisladores y gobernantes de todo el mundo, próximamente estará en México, en el Congreso de la Unión pero también en Chile y Canadá.

El discurso de Greta es fuerte, es claro. Ofrece un realismo crudo y no necesariamente agradable, pero sobre todo su discurso es la muestra de que el tiempo de actuar de los adultos ya terminó.

0 Comments

Leave a Comment

Síguenos

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

Opiniones Populares

Síguenos

Etiquetas