Por Jesús Ernesto Avilés Ramírez, Ex Coordinador Nacional de los Grupos Madrugadores.

Cuando faltan muy pocos días para que oficialmente se inicie el ciclo escolar dos mil veinte, dos mil veintiuno, el gobierno federal realiza grandes esfuerzos para que éste empiece a funcionar de manera satisfactoria, debemos reconocer que el reto es mayúsculo, ya que existen varios factores que lo hacen sumamente difícil y que en verdad, se requiere la participación y el compromiso responsable y serio de los agentes principales en el proceso educativo.

En primer término de las autoridades educativas de los Estados de la República, desde el Secretario Catalino Zavala pasando por los jefes intermedios de la administración estatal, los supervisores escolares, los directores de las escuelas y los más importantes que son los profesores que están frente a los grupos de alumnos.

Cada uno de ellos tiene un rol muy importante, todos deben asumir y realizar sus actividades con un mayor grado en su nivel de profesionales de la educación, este ciclo escolar es muy diferente a los anteriores, no habrá salones de clase, no tendrán el pizarrón y sus plumones o gises que acostumbraban, todo tendrá que hacerse de manera virtual, por televisión, por internet, por las redes sociales, por teléfono.

Seguro estoy que saldrán adelante, pero NO con el nivel de calidad y cantidad de aprendizaje en sus discípulos, como ellos hubieran querido, todavía hay muchos niños, niñas y jóvenes que no entienden lo que va a pasar, muchos que no van a poder sintonizar sus televisores en el horario y en el canal que se les está informando para que tomen sus clases, no estará su maestro enfrente para explicarle el tema o la asignatura, que en ese momento se está transmitiendo, creo que al principio, va a estar difícil para ellos.

Afortunadamente para muchos, estarán sus padres, quienes deberán asumir la función de docentes, aunque creo que no han recibido ninguna capacitación o asesorías para realizar esa tarea, pero no queda otra, deberán armarse con mucha paciencia, explicarle a sus hijos los temas que la televisión les esté presentando y mantener una comunicación constante y permanente con él o la maestra de sus hijos (as) para que puedan recibir su apoyo, recordemos que lo más importante es la educación de sus hijos y ahora, de sus alumnos.

La Secretaría de Educación Nacional, ha tomado las riendas de este proceso en este ciclo escolar, ha realizado convenios y contratos con las principales televisoras del país, con las estaciones de radio más importantes, el objetivo es que por diferentes medios los estudiantes puedan recibir sus clases, ojalá también contraten a verdaderos maestros que conduzcan las clases tanto en televisión como en las emisoras de radio y no fallen en ese sentido.

Veremos cómo inicia el ciclo escolar y deseamos con sinceridad, que pronto le entendamos a esta nueva realidad educativa que vamos a vivir, probablemente de aquí hasta el próximo junio del dos mil veintiuno.

Tecate, nuestro muy querido Pueblo Mágico empieza a vivir un nuevo reto, aprender a vivir con el consumo de menor cantidad de agua, las circunstancias obligan al Gobierno a racionalizar el vital líquido y  que alcance para todos. Muy acostumbrados estábamos a tener agua las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana, pero los tiempos actuales nos obligan a no desperdiciarla, a usarla con moderación y responsabilidad, ya que cada vez crece la demanda al crecer la ciudad y los pueblos, sin embargo la cuota de agua que nos toca, es la misma.

Muchos enterramos las “Pilas” y las cisternas, vendimos o tiramos los tanques de presión que utilizábamos así como las “Bombas” que mandaban el agua a las diferentes llaves en la casa, otros quitamos los depósitos elevados que nos mandaban el agua por gravedad y así poder bañarnos o usarla en la cocina, en el jardín y en otras zonas de nuestro domicilio.

Así que no queda de otra, aprender a cuidar el líquido para que no nos falte, o volver a construir las cisternas y equiparlas, así como los tanques arriba de columnas de concreto y acero, ojalá pronto el gobierno nos pueda regresar a tiempos pasados, repito, cuando teníamos agua a cualquier hora y todos los días.

Ya estamos aprendiendo a cuidarnos más y cuidar nuestras casas, ante tanta inseguridad y violencia que estamos viviendo, ya nos acostumbramos a que el camión recolector de la basura pase cuando le dé la gana, ya aprendimos a sortear y esquivar los baches y los hoyos que abundan por nuestras calles y avenidas para evitar daños a nuestros  automóviles, no cabe duda que aparte del cambio climático que estamos presenciando, también vivimos un cambio de vida, cuando menos en Tecate.

jedelfin@yahoo.com  

 *LAS OPINIONES DEL AUTOR NO REFLEJAN LAS DE LA EMPRESA*

0 Comments

Leave a Comment