Para muchos ha sido sorprendente observar y sentir la llegada a Baja California del ya muy mencionado Corona Virus o Covid-19, hace algunos días yo mismo pensé que no llegaría a nuestro territorio pero desafortunadamente no sucedió así, está aquí acechando a todos los bajacalifornianos y refugiándose en algunos de ellos para perturbar su tranquilidad y principalmente su salud.

Según información de las autoridades de salud en la república China, se inició entre el 12 y el 29 de diciembre de 2019, en una región conocida como Wuhan, al principio se creyó que provenía de algún sitio del mercado de mariscos de esa ciudad, después fue descartada esa hipótesis, hasta hoy no se sabe exactamente su origen, se piensa que el virus mutó a algún animal, antes de infectar a seres humanos, incluso se llegó a afirmar que fue a través de algún murciélago, animal comestible de aquellos lugares.

Hasta esta fecha, el gobierno federal informa día con día, sobre el estado que guarda el avance de este virus, en las mañaneras del Presidente y por las noches se hace lo que se conoce como “Corte de caja” de las últimas informaciones por parte de la Secretaría de Salud del gobierno de la República, hasta eso que estamos bien informados sobre este asunto, pero se ha visto cómo ha ido avanzando y creciendo el número de infectados, así como el número de sospechosos de tener el maligno virus.

A raíz de todo lo que está sucediendo, el gobierno ha empezado a dictar una serie de medidas, algunas muy drásticas pero necesarias, ante el actual estado que guarda esta pandemia, entre otras resalta el aislamiento social, es decir permanecer en casa el mayor tiempo posible, el trabajo de empleados en muchas empresas se desarrolle en sus hogares, pero el de mayor impacto, sin duda, es el de “Cerrar” las escuelas de todos los niveles educativos desde maternal, preescolar hasta universidades, a partir del 23 de marzo y hasta el 20 de abril, es decir, un mes de receso escolar para salvaguardar la buena salud de niños y jóvenes .

A esta última disposición se han sumado y adelantado los gobernadores de varios Estados, quienes ya ordenaron suspensión de labores escolares a partir del pasado 16 de marzo, Baja California lo hizo desde el 18 del presente mes, una decisión difícil, pero muy necesaria y oportuna ya que está en juego la vida incluso, de muchas personas.

Lo más importante es que todos entendamos que es un receso escolar, para permanecer en casa y protegernos del ataque de este horroroso ataque viral, sin arriesgarnos a la convivencia social que pudiera acelerar el contagio y provocar más problemas de salud entre los habitantes del Estado, aclarar que no son vacaciones para alumnos y trabajadores de la Educación, que debemos continuar con el proceso educativo desde nuestras casas, a efecto de que no haya un retroceso en la formación de nuestros estudiantes.

No debe haber personas en los cines, no irse a las playas, aunque en esta región no son muy agradables en esta temporada invernal, no asistir a las plazas comerciales, no viajar a otros lugares cercanos o lejanos, es quedarse o encerrarse en el hogar y protegerse de cualquier gripe o malestar respiratorio que nos pudiera afectar.

Aquí viene la otra parte muy importante, ¿qué hacer en casa con nuestros hijos? Para muchos padres de familia pudiera ser difícil, pero yo les digo que hay muchas actividades que desarrollar con ellos, a continuación enumero algunas como propuesta, que ojalá sea útil a quienes deseen adoptarlas y llevarlas a la práctica:

  1. Pedirle al(a) maestro(a) les deje tarea adecuada a los contenidos programáticos que debería impartir en estas semanas.
  2. Ejercicios de lectura en voz alta, de los mismos textos que el gobierno entregó a los alumnos, durante cinco a diez minutos diarios.
  3. Escritura de textos, algunos de creatividad personal y otros que sean copia de los contenidos en los libros.
  4. Dejar que resuelvan ejercicios de operaciones básicas, (Sumas, restas, multiplicaciones y divisiones), resolución de problemas sencillos donde tengan que emplear las operaciones básicas.
  5. Elaborar dibujos de paisajes urbanos, rurales, costeros, selváticos y de otras características.
  6. Desarrollar manualidades con materiales simples, de preferencia reciclables, con la asesoría de los Padres o familiares mayores.
  7. Practicar juegos educativos como rompecabezas, dominó, memoramas, loterías, ajedrez y otros más.
  8. Realizar actividades domésticas, como tender su cama, limpiar y ordenar su cuarto, barrer el patio, tirar basuras etcétera.

En fin, todas las actividades que la imaginación y los conocimientos de los adultos pueda ayudarlos a que no se atrasen en su proceso educativo, ojalá lo hagamos para beneficio de ellos, principalmente.

jedelfin@yahoo.com

0 Comments

Leave a Comment