Localizado en el poblado de La Rumorosa, municipio de Tecate. Fue sede del cuartel militar, construido por Abelardo L. Rodríguez durante su desempeño como Jefe Político de Baja California en la década de 1920. Fue rescatado por la asociación civil Camino Real Misionero (Carem, representación Tecate), con el apoyo del Fideicomiso Autopista Rumorosa (FIARUM), el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Instituto de Cultura de Baja California (ICBC). Inició operaciones en 2004 y desde su inauguración ha sido sede de exposiciones y conciertos.

En está ocasión aprovecharé este espacio para invitarlos a visitar el mencionado museo, desde hace más de un año se montó la exposición Maíja Awí. La serpiente del conocimiento, una leyenda del pueblo Kumíai.

Esta leyenda dice que hace muchos años, vivía una serpiente que era llamada Maíja Awí  por los antiguos pobladores indígenas que habitaban el suroeste de Estados Unidos, así como el noroeste de México. También son conocidos como kumiai o diegueños. La enorme y magnifica serpiente poseía todo el conociendo del mundo. En su espíritu se encontraba la danza, los cantos, la música, la pintura, la medicina, la cacería, en fin todo aquello que necesitaban conocer para su supervivencia.

Cuenta la leyenda que el pueblo Kumiai deseaba realizar un ritual para sus muertos pero que no sabían cómo realizarlo, así que pensaron en traer a Maíja Awí para que los enseñara. Un joven inició su búsqueda y camino al norte hasta encontrarla, le platico la inquietud de su pueblo y la convenció para que lo siguiera.

Iniciaron el peregrinar de regreso, después de varios días llegaron a la comunidad donde ya la esperaban. Maíja Awí se resguardó y dispuso a descansar en una casa de palos y hierba construida expresamente para ella.

Los lugareños se mostraron impresionados por su imponente tamaño, discutieron sobre lo que se debería hacer con ella, y guiados por el temor decidieron que habría que quemarla. Así encendieron la choza mientras dormía, el calor del incendio provocó un estallido, esparciendo trozos de la serpiente a lo largo y ancho de la tierra Kumiai.

Se dice que dese entonces el pueblo Kumiai adquirió los conocimientos de Maíja Awí, y en su tradición se le venera y adora como corresponde a un Dios.

Esta leyenda la encontrara extraordinariamente montada en el Museo de Sitio de Campo Alaska, al igual que otras exposiciones como Nómadas de Barro. En ella observamos las vasijas, ollas y otros utensilios elaborados por miembros de las comunidades nativas de Baja California, ahora son utensilios de ornamento, pero en su momento fueron piezas utilitarias de la vida cotidiana. 

0 Comments

Leave a Comment

Calendario

img advertisement

Síguenos

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

img advertisement

Publicidad

img advertisement
img advertisement

Síguenos

Etiquetas