Como en todas las administraciones municipales el XXXIII Ayuntamiento de Tecate, sacó de “fasttrack” la ley de ingresos y el presupuesto de ingresos para el 2020, ante la duda de los regidores de oposición, que de última hora recibieron copias fotostáticas “A decir de ellos” prácticamente ilegibles, por lo que no pudieron analizar con certeza las partidas y cantidades por cada una, por lo que en este caso la 4ta trasformación no operó con la transparencia que se presume debe de darse, no queremos dudar de la voluntad de la alcaldesa Zulema Adams, de sus asesores y subordinados, pero con todo respeto se exhibe la inexperiencia y desconocimiento de los distintos rubros que operan en las áreas de la administración pública Municipal, sin conocer de fondo lo que debe de ser un cambio en la aplicación de los recursos públicos.

Entendemos de acuerdo a las declaraciones de la presidente Municipal de Tecate que se tomaron las medidas para hacer más eficiente y optimizar  los recursos humanos y materiales, lo que sí sabemos es que se han dado de baja a empleados que solo venían ocupando “Puestos de privilegio” que solo tenían como base pagar compromisos personales, en general la ley de ingresos y el presupuesto de egresos, responden al pago de una nómina abultada donde los trabajadores del sindicato siguen llevándose la gran tajada de los recursos públicos, que en comparación con el resto de la comunidad Tecatense representa a la “Élite laboral”, que no entiende o pretende ignorar que no hay suficientes recursos, para compensar hasta el más mínimo capricho.

Así mismo debemos anotar una vez más la fuga ilegal de recursos para pagar los salarios de la mesa directiva de burócratas de Tecate, que contrario a lo que dicta la Ley  Del Servicio Civil Para Los Trabajadores Del Estado y Municipio De Baja California, las remuneraciones de la mesa directiva deberán ser pagadas con las cuotas sindicales por lo que históricamente de ha venido causando un daño patrimonial a los Tecatenses, ante los históricos arreglos de los gobernantes y los empleados de gobierno para manipular a su antojo el presupuesto público para pagar entre comillas el silencio de los trabajadores de gobierno y poder desviar a su antojo “Los dineros del pueblo” como sucedió en las pasadas administraciones que dejaron un rezago histórico que tiene en quiebra a la administración pública de Tecate, por eso es tan importante analizar y entender de qué manera habrán de aplicarse los recursos económicos en la actual administración municipal y la forma en que en verdad habrá de darse una transformación en beneficio de los ciudadanos y no de los que gobiernan.

En este punto podemos analizar que hay dos puntos de opinión que debemos de descifrar, el primero, la forma en que la actual administración municipal deberá informar con toda transparencia sobre la aplicación de los mismos, aceptando si se da el caso sobre los errores que se puedan cometer y dejar al pueblo el reconocimiento de los aciertos que se obtengan, si es que se logra una verdadera participación ciudadana. La segunda será la interpretación, que debemos entender será imparcial, de parte de los regidores y partidos de oposición sobre el desempeño de la presidente municipal Zulema Adams y subordinados, ya que debemos entender que después de todo prevalece el interés político de que fracase la cuarta transformación, con el objetivo de recuperar el poder perdido, que parece que todavía no digieren que se debió por lo menos en Tecate y por qué no en todo México, a los derechos de corrupción, simulaciones, desvío de recursos, triquiñuelas y privilegios de una oligarquía gubernamental que no tuvo límites para enriquecerse a costa del pueblo, y por consecuencia el pueblo debemos recordar les aplicó el voto de castigo así mismo, es justo mencionar que el fenómeno AMLO agarró parejo y gracias a él muchos están en el gobierno, pero esto no quiere decir que se deberán perdonar a los servidores públicos que cometan hechos de corrupción o sean ineficientes para servir al pueblo, por lo que deberán buscarse los instrumentos legales expeditos para que los ciudadanos apliquen el rigor de la justicia contra quienes lo traicionen y lo que tanto se espera y no se ha visto ver a los políticos corruptos en la cárcel, por lo que todavía impera un Estado de impunidad que privilegia a los saqueadores del pueblo.

QUE DIOS LOS BENDIGA.

0 Comments

Leave a Comment