En estos días, la fundación EduPaz que presido, publica su informe semestral de incidencia delictiva como parte de la red nacional de observatorios ciudadanos que preside a nivel nacional el tijuanense Francisco Rivas.

Quiero poner la atención del lector en el delito de violación. Normalmente hablamos del delito de homicidios pero dejamos de lado otros delitos gravísimos para la vida de los bajacalifornianos. Este delito nos ubica como entidad en el tercer lugar a nivel nacional, una medalla de bronce nada honrosa. En nuestro Estado se cometen el doble de violaciones que el promedio nacional, es decir, que por cada violación que se cometen en promedio en el resto de México, aquí se cometen dos. Estas cifras las tenemos con todo y una reducción de más de 7% respecto del año anterior.

El hecho de que se reduzcan las violaciones en proporción es un aliciente pero no es ningún consuelo dada la cantidad de problemática de este tipo que se presenta. Que bueno que se redujo, algo bueno se estará haciendo, habrá que reforzar las acciones que la autoridad haya tomado en el primer semestre de este 2019. Sin embargo, recordemos que la cifra negra en el Estado es de 89.5%, esto es, que por cada delito que se denuncia, tenemos 9 que no se denuncian. En el caso de la violación, esta cifra puede ser aún mayor dado que entran en juego otras condiciones como es la vergüenza personal y familiar para denunciar este delito. Estamos hablando entonces de que la cifra de 12 violaciones por cada 100 mil habitantes, puede llegar a 100. Se denunciaron más de 400 violaciones de enero a junio de 2019, aplicando la cifra negra estamos hablando de más de 2,000.

Más de 2,000 mujeres vieron su vida alterada de una manera salvaje como producto de estas violaciones. 2,000 mujeres cuyo futuro se encuentra amenazado por una experiencia de abuso sexual que inevitablemente toca todos los sentidos, las emociones, la integridad del cuerpo, el entorno familiar y social de la persona humana.

La disminución de la incidencia de este delito nos anima pero no nos reconforta. Hacemos un llamado a la autoridad y a la sociedad, especialmente a las organizaciones sociales que tienen que ver con la atención a las víctimas de este delito, a reforzar esfuerzos en favor de una sociedad más equitativa en la que todas las mujeres puedan convivir en paz y seguridad.

paco@pacogarciaburgos.mx

0 Comments

Leave a Comment

Calendario

img advertisement

Síguenos

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

img advertisement

Publicidad

img advertisement
img advertisement

Síguenos

Etiquetas