Por Lylia Ciriam Verdugo Ruiz.

El 16 de agosto cumplirá 66 años la Constitución de nuestro Estado, por lo que debemos sentirnos más que orgullosos por los cambios que se implementaron en ella. Las mujeres acudieron a votar en aquella elección del 25 de octubre de 1953, primera constitución, primera elección de un gobernador y las mujeres bajacalifornianas fueron partícipes del cambio en aquel momento. Una ley que permitió escuchar las voces de hombres y mujeres pujantes de ese tiempo. Como sabemos debemos seguir luchando por otras causas.

Nuestra joven entidad enfrenta retos económicos, políticos y sociales, distintos a los que debió sobreponerse cuando fue creada pero no menos importantes. Estamos de cara a una elección que se llevará a cabo el próximo año y el escozor político se siente a lo largo y ancho de nuestro territorio.

Una de las situaciones que atrapa nuestra atención, es la condición en que se encuentra el área educativa en nuestro Estado y en el país. Muchos estudiosos dicen que con el tiempo que se ha dejado de impartir clases en forma presencial en las escuelas se perderá algo así como una generación. Por más premios que hayan ganado quienes tienen esta postura difiero totalmente de ellos. Quizá nuestros docentes no todos son realmente cumplidos y muchos alumnos tampoco lo son, pero eso no quiere decir que de los alumnos y docentes que tenemos en nuestra entidad, y contando con que sea algo así como el 60 por ciento de ellos cuenten con la tecnología adecuada para seguir estudiando en casa. Me hace presumir que una muy buena cantidad de alumnos saldrá adelante. Eso sin contar a todos aquellos alumnos que quizá no tengan los medios tecnológicos que se requiere, pero aprovecharán leer los libros que tengan a su alcance y si bien es cierto tendrán una raquítica dieta digital no estarán faltos de conocimientos.

Es dónde me pregunto, ¿Qué idea nos quieren vender? Si a clases, se ha faltado al día de hoy seis meses en promedio, lo cual indica que quieren darnos una idea distinta de lo que ocurre en las escuelas y en la sociedad. Debemos aprender es a escuchar con atención aquello que nos dicen, compararlo con los datos que tenemos cada uno de nosotros con relación a lo que conocemos y tenemos cerca.

Por si fuera poco, la Pandemia ha generado en la mayoría de nosotros malestar, ya sea por la pérdida de un trabajo, pérdida de un ser amado y otras contrariedades, entre ellas adoptar las reglas sanitarias indicadas para tener una forma de convivencia sana y de respeto entre unos y otros. Que dicho sea de paso “Ya nos hacía falta recordar lo correcto que es estar cerca de otra persona sin invadir su espacio vital”.     

Es de suma importancia el apoyo que se dé al comercio, en la producción o distribución de productos, ellos enfrentan retos distintos, como aquel de implementar reglas sanitarias para cada uno de sus trabajadores y prestadores de servicio hasta aquellas que se deben de realizar en los clientes o posibles consumidores, que al igual que los demás siguen y seguiremos en la marcha con el interés del crecimiento en nuestro Estado.

Hay que recordar que incluso todos los patrones, independientemente de los requerimientos sanitarios deben estar acondicionando sus áreas de trabajo para cumplir con los requerimientos de la norma NOM-053, una nueva ley que implica “Prevenir riesgo psicosocial en los lugares de trabajo en México”. Los riesgos psicosociales, que incluyen ansiedad, estrés y depresión, no son nuevos ni infrecuentes en los centros de trabajo. En éste rubro quiero hacer hincapié en algo, la situación que se vive hoy en diferentes trabajos se ha agudizado a consecuencia de llevar a cabo las medidas sanitarias para prevenir los contagios por Covid 19, pero sería bueno echarle una miradita a todas las dependencias gubernamentales y yo empezaría por la Fiscalía General del Estado, en virtud de que las quejas son en relación a que no se está proporcionando los insumos suficientes al personal que en ese lugar labora en los distintos municipios de nuestra entidad, y por la naturaleza del trabajo que desempeñan está en peligro la salud mental de todos sus trabajadores. Si alguien considera que la información es alarmista o errónea, me encantaría saber ¿Cuántos Psicólogos y Neurólogos hay trabajando al servicio de esa dependencia? Y ¿Se están proporcionando las vacaciones en tiempo y forma? Un Estado como el nuestro, que ha sido punta de lanza en muchas cosas en nuestro país, debería seguirlo siendo, bajo la tesitura de que cuenta con personas que han llegado de todas partes de nuestro querido México y de otras partes del mundo, formando un gran mosaico de colores, aromas y sabores. Y también saberes que eso enriquece un lugar y nuestra entidad es privilegiada, gracias a todos los que escogimos Baja California para vivir.    

Son muchos los retos a vencer, es aquí donde TODOS los bajacalifornianos por nacimiento o por adopción estaremos en la lucha “Bravos y laboriosos, soldados en la guerra y obreros en la paz” para que nuestra tierra renazca como “Venus que surge del mar”, en la espera de que la “Llama sagrada” del conocimiento de nuestras jóvenes generaciones de estudiantes estén “Como centinela impasible que vela custodiando el hogar y la escuela en viril posición vertical”. Palabras muy poéticas de nuestro Canto a Baja California, quizá debería inspirarnos para trabajar de mejor manera en el ánimo de que cuando cumpla un año más de haber sido promulgada nuestra constitución, que nos dio vida jurídica como estado podamos sentirnos orgullosos de lo que somos y de lo que hacemos para contribuir a la grandeza de nuestra maravillosa entidad.

“La constitución no es un instrumento para que el gobierno controle al pueblo, es un instrumento para que el pueblo controle al gobierno”

Patrick Henry.

“Una constitución no puede por sí misma hacer feliz a un pueblo. Una mala si puede hacerlo infeliz”

Guy Carcassonne.

“La soberanía dimana inmediatamente del pueblo, que sólo quiere depositarla en sus representantes dividiendo los poderes de ella en legislativo, ejecutivo y judiciario, eligiendo las provincias sus vocales y éstos a los demás, que deben ser sujetos sabios y de probidad”

José María Morelos y Pavón.  

 *LAS OPINIONES DEL AUTOR NO REFLEJAN LAS DE LA EMPRESA*

0 Comments

Leave a Comment