Mis niños, el Ayuntamiento de Tecate se está cayendo a pedazos y con él, se está cayendo también la ciudad. Las renuncias dentro del gobierno local están al por mayor, poco a poco la ineficiente administración municipal se va quedando sin piezas claves en las direcciones más importantes.

Desarrollo Social, Obras Públicas, Bomberos y Protección Civil, Recursos Humanos, Comunicación Social, son algunas dependencias en las que los titulares (Hoy ex) han presentado sus renuncias, en algunos casos como Obras Públicas, la vacante lleva meses sin ocuparse y en otros más, han traído a gente de Tijuana para llenar esos vacíos.

Y bueno, todas las administraciones tienen cambios, los llamados “Enroques”, sin embargo estos suelen presentarse generalmente los primeros dos meses de haber iniciado la gestión y, generalmente, es el mandatario o mandataria, quien hace los movimientos, es decir, no le renuncian.

Ahora bien, estos enroques suelen ser por estrategia del alcalde/alcaldesa en turno, porque ciertos perfiles encajan mejor en otro lugar y otros de plano no encajan, en esta ocasión las renuncias se han presentado básicamente por no estar de acuerdo con las políticas y decisiones de  la alcaldesa.

Lo que dejan ver estas renuncias, a cinco meses de haber iniciado las labores, es que no hay unidad dentro de la administración municipal, que la alcaldesa no ha podido poner orden dentro de su gabinete (Menos en la ciudad), que todos los funcionarios quieren “Jalar” para su lado debido a la falta de una directriz a la que todos se sumen sí o sí.

Estos movimientos, obviamente, terminan por pegarle al ciudadano, y lo estamos viendo. Deficiencias en la recolección de basura, baches por todos lados, aumento en la delincuencia, un basurero en plena zona urbana que para nada cumple con las medidas sanitarias, sin dejar de lado la nula promoción turística del municipio.

Comentaban recientemente dirigentes de organismos turísticos y económicos, que se encontraban preocupados, pues los servicios públicos deficientes podrían generar que Tecate perdiera el nombramiento de Pueblo Mágico, que disminuyera la atracción de empresas, que el turismo redujera su flujo, principalmente en eventos que atraen a gente de todo el Estado y de la Unión Americana.

Y sí, mis niños, ya lo sé, las otras administraciones influyeron muchísimo en la afectación de las arcas municipales, influyeron con endeudamiento, influyeron con malas políticas públicas, influyeron con actos de corrupción. Sí, esto todos lo sabemos, incluso la alcaldesa lo sabía cuando andaba en campaña, pero ahora que ya sabemos los orígenes de los problemas, esperamos soluciones. Eso que tanto prometió.

Tenemos un gobierno municipal resquebrajado, que improvisa, que coloca a personal foráneo o inexperto en puestos claves. Tenemos un gobierno que no sabe cómo trabajar, y no lo supongo, lo afirmo, pues los resultados son visibles, todos podemos darnos cuenta de la triste realidad por la que atraviesa Tecate. Nos estamos cayendo a pedacitos.

CORONAVIRUS

Aprovecho el espacio para reiterarles que Baja California NO tiene casos confirmados de COVID-19, sin embargo los va a tener en algún momento, por ello, más allá de hacer compras de pánico con cosas inútiles como papel de baño, siga las recomendaciones oficiales de la Secretaría de Salud: Lávese las manos constantemente con jabón, utilice gel antibacterial y cuando estornude o tosa, cúbrase la boca con la parte interna del codo. No generemos la histeria colectiva y usemos el sentido común.

0 Comments

Leave a Comment