Seguir una buena alimentación es muy importante para todo el mundo, pero especialmente para los más pequeños de la casa. Una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable harán que nuestros pequeños crezcan sanos, llenos de energía y con menos riesgo de sufrir obesidad y enfermedades relacionadas.

Si tu hijo está en edad escolar, debes prestar especial atención a su alimentación. Los niños durante su etapa necesitan alimentos que les aporten energía, vitaminas, fósforo y calcio. Así como también de las grasas saludables porque ayudan al desarrollo y al buen funcionamiento del cerebro y de la vista. El hierro contribuye al desarrollo cognitivo y a disminuir el cansancio, mientras que el zinc es esencial para el crecimiento y el metabolismo de los hidratos de carbono. El magnesio ayudará a tus hijos a estar menos cansados, a la vez que mejoran el sistema nervioso y los músculos. Por último, las vitaminas del grupo B son un gran aliado en el rendimiento intelectual, contribuyendo al metabolismo energético y al buen funcionamiento del sistema nervioso central y del cerebro. A continuación te mencionaré 7 nutrientes que no deben faltar en la alimentación de tus hijos.

1. Agua: La hidratación es la base de una buena alimentación, más aún en el caso de los niños, cuya actividad física es aún mayor que la nuestra. Si quieres que tu hijo rinda en la escuela, debes asegurarte de que beba suficiente agua. Lo recomendado para ellos es entre 4 y 6 vasos de agua al día.

2. Cereales: Por la mañana, en el desayuno, vienen bien los hidratos de carbono y la glucosa. Juntos, darán a tu hijo energía para rendir durante muchas horas. Por eso, los almidones son un alimento perfecto para la mañana, ya que aportan hidratos de carbono y glucosa. Asegúrate de que sean integrales, ya que así además les estarás aportando fibra, y que no lleven demasiado azúcar añadido.

3. Leche: Un complemento ideal para los cereales es la leche. La leche nos aporta calcio, y los niños durante esta etapa lo necesitan en grandes cantidades, ya que están creciendo y los huesos se están alargando. ¡Ayúdales a que crezcan fuertes!

4. Plátanos y manzanas: La fruta es básica en la dieta de los niños (Y en la de los adultos), les aporta vitaminas y energía y además, es muy hidratante. Por si eso fuera poco, hay frutas, como los plátanos, que les aportan grandes cantidades de potasio y de vitaminas A, C y E. EL potasio es muy importante para los músculos y las manzanas aportan mucha fibra (Lo que ayudará al niño a no estar estreñido) y la fructosa es buena para el cerebro.

5. Frutos secos: Si hay algo que favorezca la concentración de los niños estos son los frutos secos. Nueces, avellanas, almendras, cacahuetes… De entre todas, las más beneficiosas para el rendimiento escolar son las nueces ya que tiene poderosos antioxidantes y compuestos neuroprotectores (Es decir, beneficiosos para el cerebro). Entre estos últimos están la vitamina E, el ácido fólico, las grasas omega 3 y la melatonina, ¡Es un súper alimento!

6. Chocolate o cacao: El chocolate mejora la visión de tu hijo, su estado de ánimo, le da vitalidad y le aporta antioxidantes… Pero mucho mejor si es negro.

7. El huevo: Aporta muchos beneficios. Por ejemplo, las proteínas, tan necesarias durante el crecimiento y la vitamina D, También vitamina E, B12, fósforo y zinc.

Es muy importante que, además del bienestar emocional, el niño disponga de una dieta saludable con todos los nutrientes que contribuyen a este proceso cognitivo que determina la capacidad de concentración, atención, memoria y aprendizaje.

Facebook: Nutrición y Vida
Consultorio: 521-32-21 Cel: (665) 101-10-18
Avenida Juárez y Carranza #18-1 Zona Centro

0 Comments

Leave a Comment