En Estados Unidos, se estima que hay alrededor de 10,5 millones de inmigrantes indocumentados.

Los inmigrantes indocumentados residentes en Estados Unidos conviven diariamente con el temor a ser deportados, pero últimamente ese miedo se ha intensificado pues el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) planea arrestar a miles de inmigrantes a partir del domingo.

Desde hace semanas se viene hablando de una masiva operación para arrestar a miles con el objetivo de expulsarlos del país, los medios la daban por segura el cuarto domingo de junio y, aunque no sucedió, el pasado 5 de julio el Presidente Donald Trump dijo que los arrestos masivos empezarían “Bastante pronto”.

El diario The New York Times (NYT), que cita bajo anonimato a funcionarios activos y antiguos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), afirma que la ola de redadas tendrá lugar el próximo fin de semana. La operación hace parte de la política migratoria de mano dura del presidente Trump, un asunto que será un tema clave en su campaña de reelección en 2020. Mientras tanto, activistas y organizaciones que brindan apoyo a los inmigrantes se han “Preparado” para la llegada de los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU. (ICE, por sus siglas en inglés). Los gobiernos locales con políticas de protección a los inmigrantes sin documentación y políticos opositores a Trump, por su parte, han rechazado la iniciativa. Ken Cuccinelli, Director interino del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), dijo el miércoles que ICE tiene órdenes para arrestar a alrededor de un millón de personas, pero reconoció que no hay capacidad ni infraestructura para detener a tantos. “Va a pasar, absolutamente”, aseguró Cuccinelli sobre las redadas en declaraciones a reporteros en la Casa Blanca. El Presidente Trump, por su parte, rechazó hablar de “Redadas” en declaraciones el pasado viernes: “No las llamo así, estamos removiendo gente, toda esa gente que a lo largo de los años ha venido ilegalmente“, dijo.

“Al menos 2.000 inmigrantes”

Los agentes que hablaron con el NYT declararon que el objetivo de ICE es desplegarse en al menos una decena de ciudades grandes para, como mínimo, arrestar 2.000 inmigrantes sobre los que penden órdenes de deportación, algunas como resultado de haber faltado a sus audiencias en las cortes. La operación fue inicialmente anunciada para junio por Trump en un inusual tuit. Pero días después, el 22 de junio, el mandatario declaró que retrasaba el proceso por dos semanas a pedido de la oposición demócrata. “Para ver si demócratas y republicanos se unen y trabajan en una solución para los problemas de asilo y los vacíos legales en la frontera sur”, dijo Trump.

Sin embargo, y de acuerdo a lo reportado por medios en EE.UU., el operativo fue pospuesto cuando funcionarios de ICE se resistieron a la posibilidad de arrestar a bebés o niños.

El 90% de los arrestados por ICE en el año fiscal 2018 (octubre de 2017 a septiembre de 2018), continúa el escrito, “Tenían o una sentencia criminal o delitos penales pendientes, eran fugitivos de ICE o habían reingresado en el país después de ser previamente removidos”, sin embargo, advierte que todos aquellos “En violación de las leyes migratorias” pueden ser objeto de arresto, detención o deportación; las familias de inmigrantes que sean arrestadas juntas, señalaron funcionarios al NYT, serán llevadas cuando sea posible a centros de detención en Texas y Pennsylvania, pero por limitaciones de espacio, algunas podrían ser llevadas a habitaciones de hotel hasta que se resuelva la fecha de deportación, las redadas, continuó el reporte del diario, incluirán deportaciones “Colaterales”, en las que las autoridades pueden detener a inmigrantes que estaban en el lugar por casualidad aunque su detención no sea el objetivo de la operación.

 “El lunes conocimos el caso de una familia que estaba en su casa en Los Ángeles cuando 15 agentes de ICE llegaron a preguntar por alguien a quien no conocían. La familia, conformada por madre, padre y dos niños, no abrió la puerta”, le dice a BBC Mundo Jorge-Mario Cabrera, portavoz de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA, por sus siglas en inglés).

Cabrera describe también la situación de un hombre que fue detenido por tres agentes del ICE en la misma ciudad el martes, cuando iba a comprar comida en un restaurante “Dijeron estar buscando al dueño del vehículo, que era un familiar de él, pero igual lo arrestaron“, cuenta. “Esto es un ejemplo de un arresto colateral“, agrega.

Tanto CHIRLA como otras organizaciones difunden información a las comunidades de inmigrantes sobre cómo reaccionar si llegan a ser detenidos o si un agente de ICE toca la puerta.

Los expertos en Leyes dicen que la presencia ilegal en Estados Unidos no es un delito en la mayoría de los casos, sin embargo, sí es una infracción administrativa que pone a la persona en riesgo de ser deportada, lo cual es un proceso que toma un largo tiempo. La entrada sin documentos a Estados Unidos es un delito menor. Entonces, alguien que está en el país sin un permiso válido podría estar violando la ley.

Es probable que abogados defensores de los inmigrantes introduzcan mociones para reabrir los casos de los afectados, lo que retrasaría o detendría por completo su expulsión de Estados Unidos, reportó el NYT. Apenas se conocieron los reportes de un posible operativo el domingo, la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) introdujo una demanda federal en nombre de varias organizaciones contra el gobierno de Trump con el fin de proteger a los solicitantes de asilo, la demanda argumenta que las órdenes de deportación son inválidas para aquellos que no tuvieron una oportunidad justa de pedir asilo.

¿Por qué ahora?

Funcionarios del gobierno han declarado a medios locales que los operativos forman parte de una estrategia para desmotivar a más familias a migrar a Estados Unidos sin documentos, pues el país vio un aumento récord de cruces fronterizos por puertos no oficiales este año, especialmente en el número de familias con niños, como consecuencia, las instalaciones para procesar a inmigrantes han desbordado su capacidad y han sido objeto de denuncias por hacinamiento y negligencia.

El DHS reportó el miércoles que 104.344 inmigrantes fueron detenidos tras cruzar la frontera sin documentos durante junio, un 28% menos que en mayo, pero una cifra todavía mucho más alta que la registrada en el mismo mes el año pasado, “Aunque los número han bajado en junio, todavía estamos en medio de una crisis humanitaria“, advirtió Ken Cuccinelli, director interino del USCIS.

¿Cuáles son las consecuencias que vendrán a generar dichas redadas?

¿Cuál es su finalidad?

¿Cómo afectará a las familias en las que los padres habitan de manera ilegal, pero los hijos son legales?

¿Cómo afecta a la economía estadounidense?

Esperemos entonces las respuestas.

Por: Kenia Rodríguez

0 Comments

Leave a Comment

Calendario

img advertisement

Síguenos

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

img advertisement

Publicidad

img advertisement
img advertisement

Síguenos

Etiquetas