¿Habrá quinquenio para el próximo gobierno del Estado? Hoy Jaime Bonilla Valdez gobernador electo, lleva ventaja.
Pero…
Hay varias premisas.
La primera es que si para el 1 de noviembre de este año, sigue vigente la reforma aprobada hoy 10 de julio por el Constituyente de Baja California, ya no habrá vuelta atrás, el próximo gobierno estatal será por un quinquenio.
Aún no resuelven los tribunales las impugnaciones para que el siguiente gobierno estatal no sea por un par de años, sino 5 ó 6 años; y el Constituyente (Congreso y por lo menos 3 municipios) de Baja California, modificó la única traba legal que tenía la Suprema Corte de Justicia de la Nación para avalar el quinquenio.
La segunda premisa es que con esta reforma estatal, los máximos magistrados del Poder Judicial de la Federación, solo tienen la subjetividad de la interpretación para resolver las controversias, y ya no una ley que se esté violando.
Es decir, no hay ninguna ilegalidad con el quinquenio, lo que sí hay, es audacia y arrojo del gobernador electo Jaime Bonilla Valdez y sus operadores políticos.
Y es que la obligación constitucional que tenían todos los Estados del país, era empatar las elecciones locales con las elecciones federales.
Así fue como en el 2014 el Congreso del Estado de Baja California reformó la Constitución local; y para empatar las elecciones locales con las nacionales, dictó un artículo que fue el “Octavo Transitorio”, cuyo contenido establecía que el periodo de gobierno siguiente al de Kiko Vega, durará sólo para empatarse con las elecciones federales del 2021.
Lo que este mes julio de 2019 hizo el Congreso del Estado y los cabildos del Tecate, Ensenada y Playas de Rosarito, fue modificar el “Octavo Transitorio”, para que el siguiente periodo de gobierno estatal, se empate con las elecciones presidenciales hasta el 2024.
Es decir, un sexenio era imposible pues violentaba el mandato de emparejar las elecciones estatales y nacionales, mientras que un quinquenio si cumple esa obligación.
En este momento, la Suprema Corte de Justicia de la Nación tiene en su poder el análisis de controversia constitucional que realizó el Congreso de Baja California en contra del anterior “Octavo Transitorio”.
Ese viejo “Octavo Transitorio” ya no existe más. La Corte puede sobreseer, es decir, desechar la Controversia, o bien, analizar el nuevo “Octavo Transitorio” reformado.
Si sobresee, la Corte tendrá que esperar a las nuevas controversias que ya anunciaron el PAN y el PRD que presentarán contra el nuevo “Octavo Transitorio”.
Mientras el tiempo sigue corriendo.
Si la Corte entra al fondo de una vez en la actual controverisa por el viejo “Octavo Transitorio” y analiza el nuevo, determinará si empatar las elecciones el 2024 es o no constitucional. Los expertos dicen que da igual por si mismo emptar las elecciones el 20021 o 2024.
Si lo hace así, entonces desecharía las posteriores controversias anunciadas por el PAN y PRD.
En tanto, el Tribunal de Justicia del Estado de Baja California, tiene un juicio pendiente donde Jaime Bonilla pide, precisamente la no aplicación del viejo “Octavo Transitorio”.
El tribunal local no tiene margen de maniobra, deberá decir “cúmplase la ley”, y con ello hacer bueno el quinquenio del nuevo “Octavo Transitorio”.
Finalmente será la Suprema Corte quien resuelva la constitucionalidad del nuevo “Octavo Transitorio”, que por si mismo es válido y legal.
El fondo del asunto es la interpretación que hagan los ministros de la Corte. ¿Qué opinan la mayoría de ministros de la Suprema Corte que un Constituyente estatal modifiqué el periodo gubernamental una vez concluida la jornada electoral, cuyo periodo gubernamental ya se había establecido en la Convocatoria de la Elección, pero cuya elección aún no causa estado, y los gobernantes electos aún no asumen?
Veremos.

Por Julio Octavio Rodríguez Villarreal

0 Comments

Leave a Comment

Calendario

img advertisement

Síguenos

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

img advertisement

Publicidad

img advertisement
img advertisement

Síguenos

Etiquetas