Mis niños se acabó el año, adiós al 2019. Llegó el momento de hacer todo el recuento de lo malo y lo bueno que hicimos durante este año que poco a poco se va apagando. Y este recuento de daños valdría la pena que también lo hicieran los gobiernos, que, si bien son “Nuevos”, deberían de ponerse a reflexionar sobre lo que no han hecho durante estos meses de gestión, porque seguramente le quedan debiendo al pueblo que los eligió.

En el caso de Tecate la cosa está para llorar, el gobierno municipal parece que no ha podido, no ha querido o de plano no ha sabido cómo resolver las cosas, pues este año lo cerramos con una desastrosa administración pública.

Las Obras Públicas fueron sin duda el talón de Aquiles de Zulema Adams, de octubre a la fecha no han podido atender esta área de manera eficiente, aunque este resultado era evidente cuando se supo en octubre que pondrían a una persona inexperta al frente de esta importantísima dependencia.

La basura simplemente es un caos. Si todo mundo se quejaba con Nereida Fuentes y Enrique Esquivel (QEPD), ahora se dan de topes contra la pared pues nomás no han podido regularizar el servicio. Existen colonias que reportan que tienen hasta dos meses sin que haya pasado el camión recolector, quizá alguien debería de recordarle a la alcaldesa que Tecate tiene 95 colonias (Me pregunto si las conoce todas) y que todas ellas requieren servicio y atención.

Digo, las consultitas que hace todos los lunes en el parque Hidalgo están bien, pero, creo que es importante que todos los funcionarios (Incluyendo regidores) visiten esas casi 100 colonias para saber qué es lo que los residentes requieren, porque digo, Tecate es más que la Zona Centro.

Muchas de esas colonias ahorita están atascadas en lodo, incomunicadas, porque desafortunadamente sus calles no cuentan con pavimento y como no las atendieron en tiempo y forma con motoconformado, ahora los vecinos sufren las consecuencias, aunque como dice el dicho “A falta de pan tortillas” en la colonia Nido de las Águilas, los vecinos se unieron y con su propio dinero, rentaron una máquina para que emparejara la calle principal.

Pero ¿qué se puede esperar de las colonias alejadas y de la zona rural cuando la zona “Urbana” está destrozada? Le apuesto doble contra sencillo a que si usted sale a la calle, de seguro va a caer en uno o dos de los múltiples baches que adornan la ciudad porque si le saca la vuelta a uno, caerá en otro. Puede que nadie les haya informado que existe un material que se llama mezcla asfáltica que se usa para rellenar los baches cuando NO está lloviendo (Información que cura).

Hace poco tuve la oportunidad de asistir al llamado Bazar Navideño, organizado por el gobierno municipal y tristemente vi que, así como están las calles, también están los eventos públicos. Ese bazar solo tenía 7 carpitas y unas 50 personas que, en su transitar, se paraban a ver qué vendían. Nula promoción, nula participación ciudadana, nula calidad en eventos. El encendido del árbol navideño les funcionó porque prácticamente se colgaron del desfile de luces que organiza la cervecería, de otra manera hubiera estado igual de desolado que ese Bazar Navideño.

De la seguridad pública lo único que conocemos es que hay algunas patrullas vigilando pero hasta ahí. Del director de la policía no se sabe nada y de la estrategia mucho menos. Sabrá dios qué habrá pasado con los programas preventivos y con los operativos de seguridad. Vaya, ni el programa “Navidad Segura” pusieron en marcha este año, les pasó de noche.

¿Pero qué sí celebro de este Ayuntamiento? Porque vamos, no todo puede ser malo. Me parece fenomenal el que por fin hayan prohibido la venta de pirotecnia y el uso de bolsas de plástico así como el haber metido en cintura a deudores de predial y al personal que labora en las dependencias de gobierno, que llegaba tarde o que en horas de trabajo se salía a la farmacia Roma a comprar un café o un chocolate. Creo que es todo lo que puedo reconocer.

El año entonces lo cerramos en Tecate con un mal sabor de boca de que, en lugar de haber mejorado los servicios públicos, empeoraron. Sabiendo que no es lo mismo la 4T federal que la 4T en el municipio, pero sobre todo, que no es lo mismo salir a dar discursos domingueros que ponerse a trabajar, porque desafortunadamente han dejado mucho que desear.

Será precisamente el 8 de enero que este 23 Ayuntamiento cumpla sus primeros 100 días de gobierno, habrá que esperar a ver qué nos informan (Si es que nos informan) sobre sus principales acciones, para poder comparar si es puro choro o realmente se pusieron las pilas.

Dice la frase “Si así no lo hiciere, que la población se lo demande”. Aguas.

DE PASADITA: Para mi sorpresa creo que la Sindicatura Municipal es única dependencia que se ha visto activa, de ahí en fuera las demás…. ¡Shhh! No haga ruido porque están dormidas.

0 Comments

Leave a Comment