Por el Psic. Felipe Aguilera.

Todos tenemos algún talento oculto, ¿recuerdas cuando eras niño y te gustaba mucho dibujar? O eras el mejor jugando fútbol, contando chistes, bailando, etc. Los años pasaron y tal vez dejaste esos hobbies en el olvido.

No es tan difícil de creer, de hecho muchos se sentirán identificados con el hecho de que las nuevas responsabilidades van llegando a ocupar nuestro tiempo, pensamientos y energía. La rutina del día, la responsabilidad de los hijos y/o la familia, los pendientes y deudas, es algo que muchos conocemos.

Pero no olvidemos que es en esos momentos en donde nos encontramos con nosotros mismos que podemos desconectarnos del estrés del diario vivir.

Cuando haces aquello que te apasiona  y que te llena de alegría, las preocupaciones se ven alejadas, pues te concentras en la actividad que estás realizando, inclusive escuchar música puede mejorar tu estado de ánimo.

Cuando la motivación es muy escasa y además le sumamos la inactividad, se despiertan sentimientos de frustración entre otros malestares. Dicho claramente, algunos afirman que es lo tener un sano pasatiempo, puede representar un riesgo para la salud mental del individuo.

¿Qué de bueno hay en un pasatiempo?

  • Fomenta una mejor salud mental.
  • Fortalece la disciplina y al mismo tiempo la creatividad.
  • Nos aleja del estrés.
  • Evita el sentimiento de soledad, o aislamiento.
  • Mejora la calidad de vida.

Bueno si pero, con todo lo que ha sucedido en los meses actuales ¿Qué pasatiempos podría tener?

Hay pasatiempos para todo tipo de persona, algunos son las aire libre, pero otros  se pueden desarrollar en casi cualquier ambiente, y otros no solo entretienen, también favorecen la actividad física. Algunos son:

  • Crear álbumes de fotografías.
  • Dibujar.
  • Tomar algún curso gratuito en línea (Idioma, canto, música).
  • Origami.
  • Bordar.
  • Cocinar.
  • Ver series, o películas, que nunca antes hubieras elegido ver.
  • Hacer ejercicio en casa.

Y si hay niños, o hijos en casa, trata de compartir alguna afición con él o ella.

“Hacer lo que te gusta es sinónimo de libertad, que te guste lo que haces es felicidad pura”

Nunca será tarde para comenzar, si tienes un pasatiempo olvidado, se puede retomar, no necesitas ser un experto en el tema para hacerlo, solo necesitar el interés y aprecio por esa actividad.

¡Nos vemos en la próxima publicación!

 *LAS OPINIONES DEL AUTOR NO REFLEJAN LAS DE LA EMPRESA

0 Comments

Leave a Comment