Iniciamos clases, desde los niños que ingresarán al pre primario hasta aquellos jóvenes que van a la universidad, todos llegarán a las aulas con nuevas ilusiones. Incluso los docentes, que para este momento ya saben la cantidad de alumnos que tendrán en su grado escolar, además preparan con atención y cuidado su material como programas, bitácora y otros enseres de apoyo. El fin de semana pasado, tuve la oportunidad de ver a muchos padres surtiendo la lista de útiles escolares y la compra de uniformes (Bueno, eso no se disfruta mucho), recordé lo que es ir marcando todos los implementos con los nombres de nuestros hijos, y de verdad que es una actividad que muchos preferiríamos no hacer, pero… Hay que hacerla.

Para los más pequeños aquello de tener libros y útiles es toda una experiencia. Ya no digamos el vestirse por primera vez con el uniforme, es sentir que avanzaron en su preparación y crecimiento.

Quiero mencionar a los pequeños que irán al Jardín de niños, que llegarán a sus escuelas con toda aquella incertidumbre de no saber que encontrarán. Antes cuando las familias eran numerosas no faltaba el primo o hermano mayor que les indicara lo que podían esperar de su primer día de clases, ahora que las familias son reducidas, los niños van a su primer día escolar llenos de preguntas que no se atreven a hacerle a nadie, por lo que es importante decirle al pequeño que: Asistirá a la escuela por unas cuantas horas, de lo importante que es poner atención y seguir instrucciones del docente, así como el cuidado de su material (Aunque los padres, deberán tener algo de material de reserva en casa, porque creo que hay un monstruo que se come los colores y los sacapuntas cada día, o devora las hojas de los cuadernos). También es importante recordarle que deberá permanecer sentado por algunos minutos, mientras trabaja. Por otra parte, los padres debemos poner atención a cualquier cambio en el estado de ánimo del pequeño, sobre lo que le agrada de la escuela y sobre aquello que le incomoda.

A los padres que llevarán a sus pequeños por primera vez a clases les puedo recomendar que es importante hacerle saber al docente y a los directivos si el menor debe tomar algún medicamento, es alérgico a algo o existe alguna cosa en especial que no deba ser ingerida por el pequeño, o alguna otra recomendación especial. Todo ello encaminado al bienestar del niño, sus compañeros y un mejor desempeño del docente. Mientras más personas conozcan la condición de cada niño, será mejor la manera en que podrán todos convivir en la escuela sin tener ningún percance desagradable.

Para aquellos niños que asistirán a educación primaria, es importante que lleven su material completo, así evitarán perder tiempo cuando el docente de las indicaciones, además es más cómodo trabajar con el material a la mano.

A los jovencitos que ingresan a la educación en secundaria, es importante hacerles hincapié en que: Tendrán diversos docentes (Uno por materia) y cada uno tiene peticiones específicas en relación a la materia que imparte, desde el color con que deben ser forrados los libros o libretas, hasta los marca textos. El material y equipo que se llevará es para hacer mejor los trabajos, facilitar el aprendizaje y también se estimula el cuidado y responsabilidad de sus pertenencias de cada estudiante. Algunos alumnos de primer ingreso a éste nivel quizá ya llevaron hasta un curso propedéutico, que en algunos casos permite saber a los directivos de la escuela dónde están las áreas de oportunidad con esos estudiantes de nuevo ingreso.

Para los que ingresan a preparatoria o bachillerato, la situación no es menos complicada, deberán adaptarse a distintos maestros, y llevar una especialidad, que ahora son distintas, hay desde Inglés Empresarial, Informática para oficinas, Auxiliar de administración o Auxiliar de Contabilidad. Eso sin contar todo tipo de actividades extracurriculares como danza, deportes o artes plásticas. Así que será un proceso de adaptación a los nuevos requerimientos educativos, tanto de los padres como de los alumnos.

Quiero mencionar aquellos que ingresaron a la Universidad, que a pesar de que ya “Son grandes” siguen dependiendo de los padres, y también requieren de apoyo, más aún cuando hoy en día hay Universidades que tienen horarios quebrados, es decir, asisten a tomar clases en la mañana y también por la tarde, lo que provoca que los jóvenes deban dedicar la mayor cantidad de su tiempo a la escuela, desde su traslado, asistencia a clases y tareas. Por lo que el apoyo familiar es primordial.

Por último, tanto padres como docentes deberán hacer un muy buen equipo para formar niños y jóvenes trabajadores, responsables y emprendedores de los que todos podamos sentirnos orgullosos, para el mejoramiento de nuestra ciudad y nuestro Estado.

“Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”

Benjamín Franklin

 “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”

Nelson Mandela

“Todos somos maestros y alumnos. Pregúntate: ¿Qué vine a aprender aquí y que vine a enseñar?”

Louise Hay

0 Comments

Leave a Comment