En esta semana que estamos viviendo, tenemos presente una gran cantidad de temas y asuntos para comentar, nos “Bombardean” con informaciones de todo tipo, algunas oficiales y otras (Las más) son las que circulan por las diferentes redes sociales que contradicen a las primeras y quedamos peor de como estábamos, la recomendación es no hacer caso a quien no se identifique y no cite la fuente de donde tomó la referida noticia.

Resulta inevitable no escribir sobre el avance que ha tenido la pandemia que estamos sufriendo, ahora que la Secretaría de Salud federal determinó que ya se pasó a la segunda fase de las tres que se esperan en el tránsito de esta enfermedad, por muchos medios y conductos nos informan sobre las principales recomendaciones para evitar el avance acelerado del COVID-19, pero parece que no escuchamos, no vemos y no nos llegan esos mensajes.

A partir de esta semana se ordena cerrar y cancelar el funcionamiento de diversos negocios, otros, los más esenciales, tienen autorización para que sigan operando, debemos permanecer en casa todo el tiempo, salir de ella sólo para atender asuntos muy, pero muy importantes, de ser así, mantener una distancia considerable entre nosotros y otras personas. En fin, son varias instrucciones que nos están diciendo que hagamos, aquí lo más importante es que seamos obedientes y disciplinados al ordenamiento de las autoridades sanitarias federales y estatales.

Por otro lado, quiero expresar mi descontento y desilusión ante la actuación de las autoridades municipales, léase alcaldesa y funcionarios, sobre la nula comunicación que tiene y ha tenido con sus conciudadanos, porque no nos merecemos ni un mensaje de parte de ellos ante la situación de salud por la que estamos atravesando, al parecer no les interesa atender la función para la que fue  electa o designados, cuidando el bienestar de los tecatenses.

Ya no quiero comentar sobre otros problemas que padecemos y que hemos sentido en los últimos seis meses, recolección de basura, calles destrozadas y llenas de baches, incremento de robos a domicilios y a personas en la vía pública, eso lo dejaré para otros artículos, también espero no se molesten los servidores públicos por estos y otros comentarios y opiniones, deben aceptarlos porque es el sentir de los ciudadanos, sean favorables o no.

Considero que debemos reconocer, valorar y agradecer al Gobierno federal y estatal que todos los días, mañana y tarde nos informan cómo está la situación nacional y local, nos vuelven a recordar lo que debemos hacer y de qué manera nos podemos cuidar y a la vez no contaminar a otras personas, pero nosotros somos los únicos que podemos hacer que este virus maligno se elimine y desaparezca de nuestro entorno, cumpliendo con las ya mencionadas recomendaciones.

También preocupa el enorme daño que están sintiendo los que se dedican al comercio y a la industria, quienes verán mermadas sus ventas y por ende sus utilidades que les permitan, sobre todo a los pequeños comercios o ambulantes, sobrevivir a esta crisis, aquí puede ser oportuno proponer a ellos mismos que capturen al consumidor local y no tengamos que ir a Tijuana o a U.S.A. a adquirir los productos que a diario utilizamos, mejorando sus precios para estar en verdadera competencia con otros y al gobierno para que les aligere la carga en los diferentes pagos que tienen que hacer, reduciéndoles el costo del agua, que no entiendo porque tiene que ser más cara que la tarifa residencial, igual que les reduzcan las tarifas de energía eléctrica que también es más alta que la de un hogar, asimismo los impuestos que ellos pagan en sus diferentes modalidades, eso les permitirá dar más baratas  sus mercancías, sus productos y así todos ganamos.

Estos son tiempos para demostrar la solidaridad entre todos los ciudadanos pero también del gobierno en sus tres niveles hacia el sector comercial y productivo que representa una singular importancia en la vida de una comunidad, de un Estado y de la nación mexicana.

Por último debo pedirles a todos, familia, amigos y comunidad que nos cuidemos, esta pandemia es muy peligrosa, más que otras ya superadas en años anteriores, ha alterado considerablemente nuestra rutina, nuestra vida y que pone en peligro la vida de muchos mexicanos.

Jesús Ernesto Avilés Ramírez, Ex Coordinador Nacional de los Grupos Madrugadores. jedelfin@yahoo.com

0 Comments

Leave a Comment

Síguenos

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

Opiniones Populares

Síguenos

Etiquetas