Esta hortaliza de sabor refrescante tiene tantos beneficios nutricionales que sería adecuado incluirlo a diario en nuestra dieta. Además, nos ofrece múltiples posibilidades a la hora de consumirlo. Podemos hacer ensaladas, caldos y jugos. En la antigüedad este vegetal solía utilizarse como ingrediente medicinal para tratar múltiples enfermedades: Problemas hepáticos, cardíacos, enfermedades digestivas.
1. El apio tiene muy pocas calorías y muchos nutrientes
Si deseamos bajar de peso el apio debe formar parte de nuestra dieta. Es uno de los vegetales con menos calorías que podemos encontrar. Solo tiene unas 15 calorías por cada 100 gramos. Es muy rico en agua y en minerales como el calcio, el sodio o el magnesio. Entre sus múltiples vitaminas podrás encontrar la vitamina A, C, E, D, B6, B12 y la vitamina K. Asimismo, tampoco podemos olvidar sus aceites esenciales, la fibra y sus antioxidantes.
2. Ayuda a reducir la inflamación
Es posible que en la actualidad la población sufra dolor en las articulaciones. La artritis o simples sobrecargas musculares causan esas inflamaciones que tantas molestias nos ocasionan. El apio es uno de los mejores alimentos antiinflamatorios que podemos consumir. Estas propiedades se dan gracias al poliacetileno. Este elemento nos ayuda a eliminar toxinas y a tratar procesos como la artritis reumática, la osteoartritis o artrosis, la gota, el asma y la bronquitis.
3. Un gran alimento alcalino
El apio dispone de nutrientes alcalinizantes que se liberan al exprimirlo. Es importante tener en cuenta que durante la cocción perdemos muchas de sus propiedades. Así pues, para beneficiarnos al máximo del poder alcalinizante del apio vale la pena consumirlo de forma natural o en un jugo.
5. El apio mejora nuestra digestión
Una buena forma de facilitar nuestra digestión y de combatir el estreñimiento es preparándonos un jugo de apio. Sus minerales, junto con sus múltiples ácidos y fitonutrientes, actúan como maravillosos tónicos digestivos capaces también de aliviar los gases intestinales.
6. Es bueno para nuestra vista
Una razón más por la que deberíamos comer más apio es por ser un alimento fabuloso para nuestra visión. La razón de que eso sea así se encuentra en esa vitamina mágica: La vitamina A. Basta con comernos una rama de apio al día para conseguir un 5% de nuestra ración diaria de este nutriente.
7. Ayuda a reducir el colesterol malo
El apio nos ayuda a reducir el colesterol «Malo» o LDL. Si lo consigue es gracias a un componente muy especial, un tipo de fotoquímico llamado 3-N-butilftalida. Lo reconoceremos fácilmente porque es lo que le confiere ese olor tan especial al apio.
8. Disminuye la presión arterial
Si hay un diagnóstico de hipertensión y no sabemos cómo equilibrarla, hay que cuidar la dieta. El apio actúa como un eficaz hipotensor se debe una vez más al mismo elemento que nos permite reducir el colesterol: El 3-N-butilftalida. Se recomienda consumir unos 2 tallos diarios de apio para notar buenos resultados.
9. El apio es un buen anticancerígeno
Sabemos que, hasta el momento, no hay nada que pueda prevenir la aparición de un cáncer. Sin embargo, podemos minimizar el riesgo a través de una dieta más saludable. El apio contiene dos tipos de flavonoides muy especiales: La apigenina y la luteolina. Estos dos antioxidantes, resultan beneficiosos a la hora de luchar contra las células cancerígenas que afectan a los pulmones.
Para concluir, tal y como podemos ver, comer más apio puede resultar increíblemente beneficioso. La clave está en alimentarnos con inteligencia, sin descuidar las proteínas, sin olvidar los hidratos de carbono y los ácidos grasos saludables.

0 Comments

Leave a Comment

Calendario

img advertisement

Síguenos

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

img advertisement

Publicidad

img advertisement
img advertisement

Síguenos

Etiquetas